domingo, 4 de agosto de 2013

Manifiesto Rosacruz Ortodoxa (Sufí): el cristianismo puro es monoteísta

Este credo tiene una dimensión exotérica y una esencia esotérica y por lo tanto es iniciático y metafísico

Autor: Daniel - Fuente: Vía Rosacruz Ortodoxa (Ismaelita-Sufí)




rosa roja
la rosa florece solo si llevas tu cruz hasta el final
Nuestra vía  posee un doble caracter: es religiosa por un lado y es iniciática por el otro.
La vía religiosa está conformada por la lectura interpretativa de la Ley Divina desde el punto de vista de los evangelios, y por eso es que la vía rosacruz ortodoxa es la mirada del cristianismo desde sus orígenes, y por lo tanto es la vía del Monoteísmo puro.
Lo cierto es que la vía religiosa lleva al “peregrino” a una experiencia que le va a facilitar su acceso a la “Gnosis  del Espiritu”, que es la Daat Elión , la octava sefirot, invisible, del árbol de la vida.  Pero esta experiencia de la “Gnosis” no es algo que se pueda adquirir como una  ”facultad”, y no hay ni siquiera una receta “mágica” para llegar a este sublime estado espiritual.  

Lo que sí se sabe es que lo único que da resultados es el seguimiento de un método probado y comprobado a través de generaciones, en la cual cada uno de esos eslabones de la cadena de iniciados le ha HEREDADO a la siguiente una  Berajá (bendición), que es la esencia Misma de la Gnosis y es lo que los primeros Padres de la Iglesia llamaban Espíritu Santo.  Así es el Espíritu Santo “Paráclito”, El Espíritu de IHVH, el que  crea, acerca, vincula y une a cada uno de los eslabones de una cadena.
Una Vía Iniciática con una cadena  iniciática es un “Milagro” de la existencia humana, es el Arte Secreto de pasar por encima de una condición que es inmutable para el hombre: la muerte. En efecto, la cadena iniciática y la “transmisión apostólica” da origen a lo que se denomina “el Secreto Esotérico” de la orden y, como está claro, este MILAGRO es la Presencia de Dios en la Cadena, la que desde su Eternidad lleva el conocimiento de la Sabiduría a través de los tiempos.
“Esto no es New Age, no es una moda, y por lo tanto no es de ningún modo pasajero”. La Vía Rosacruz ha recibido “el secreto esotérico” para devolverle a la Iglesia de Jesús, LA IGLESIA MONOTEÍSTA,  ese doble carácter cuyo objetivo de búsqueda es: la puerta del Reino de los Cielos.
La vía Rosacruz Ortodoxa toma toda la patrística Universal de las Iglesias de Oriente y de Occidente y la lleva a una lectura iniciática que permite el acceso a esa “Gnosis Suprema”, pero esto es posible debido al carácter Monoteísta de la fe Rosacruz, la misma que los primeros padres de la Iglesia llamaban “Reino de los Cielos”. La Perla de Gran Valor es esta “berajá”, esa Bendición que solo viene de Adonai
Ha baruj, "el bendecido" (5+2+200+6+20) tiene una guematría (suma de los números de sus letras) igual a 233 . Y la frase Etz ha jaiim: “Árbol de la vida” suma también 233 = 70+90+5+8+10+10+40: 2+3+3=8. (La Octava Séfira de la que se habla)
Entonces resulta que la semilla que el Mesías dejó en la Iglesia Primitiva con la Berajá es la Bendición de la Sabiduría Espiritual, es decir: la Perla de Gran precio, “el fruto del Árbol de la vida” y en esto los Rosacruces sabemos que cuando se dice que“Dios, por Jesús, ha redimido al Mundo del pecado”, se dice que en él, Dios, ha revelado la Fuente de Su Sabidudría Esotérica. 
Véase como pasamos de conceptos exotéricos como decir: “Cordero de Dios que quita el pecado del Mundo” a su sentido profundo y trascendente diciendo: es la Gnosis Suprema de Ha Shem (Dios): Su Sabiduría Eterna.


Esa Berajá, llamada Espíritu de Santidad por los Primeros Padres, es la Bendición de la Luz del Reino de los Cielos: Jen, que en hebreo es “Gracia” Divina, cuyo acróstico  es Jojmah Nishtar: “Sabiduría de lo Oculto”, y lo Oculto es Ha Shem: Dios.
Si hablamos de Jesús hablamos del enviado, de quien lleva eternamente el Espíritu de Dios y si hablamos del Espíritu de Dios, hablamos de la Sabiduría Esotérica que “Muestra al Padre”, ...pero Jesús no es dios de Dios, Jesús es el hombre, el enviado en quién Dios se revela a Sí mismo.
Por otro lado, Jesús no vino a cambiar las palabras de la Torá, sino que el pacto de Cristo, el Berit hadashá, es la “renovación” del pacto de los ancestros, de la “línea de sangre” que arranca con Abraham. Entonces Jesús lleva el pacto a su  “jidush”, es decir a su “reverdecimiento y su florecimiento".  Esto es comparable a un jardín en invierno, a las puertas de la venida de la Primavera. En la tierra de Israel esto sucede en Nisan. La Primavera es el reverdecimiento de la vida: lo mismo es el pacto del Mesías: …es el reverdecimiento de la Torá en su pleno sentido y no una nueva revelación: no es otro pacto.


La revelación del Evangelio es una Torá oral que servía a los Nazarenos, que era una especie de orden Iniciática dentro del Judaismo en los primeros Años. Por otra parte se sabe que Raban Gamaliel, que intercedía por los discípulos del Mesías ante el Sanedrín, recibió la berajá del Mesías. Y se sabe que Raban Gamaliel el Grande fue maestro de Rabi Akiva, quien a su vez fue maestro de Rabi Shimón bar Yojai: el autor del Zohar.
Se sabe que los Nazarenos  se extinguieron alrededor del año 150 de la era cristiana debido  a las persecuciones de los Judíos que habían crucificado al mismo Mesías. Y se sabe  que el Zohar fue transmitido en absoluto Secreto y reserva hasta nuestros días.
Desde la visión Rosacruz Ortodoxa, para llegar al concepto de quién es Jesús se tiene que entender que hay  cinco estaciones en la vía iniciática qalb, sirr as-sirr, khafa, y akhfa.
Qalb es el corazón,
Sirr es el secreto.

Sirr as-sirr es el secreto del secreto.

Khafa es lo oculto.

Akhfa es lo más oculto.


Latifat al-qalb, es la estación del corazón que esta bajo la autoridad de Adán porque representa las acciones que brotan de los impulsos del corazón.
Latifat as-sirr, es la estación del secreto, esta bajo Noe, porque es la fe del creyente que construye una Nave donde hay pleno desierto. 
Latifat sirr as-sirr, es la estación del secreto del secreto, esta bajo: Abraham que representan la Presencia Divina de Dios sobre la tierra. He aquí que Abraham ofrece a Dios a su hijo Ismael, lo que más ama lo da a Dios porque sabe que TODO procede de él y todo retorna a ÉL. 
Latifat al-khafa, la estación del ingreso a la caverna iniciática, que es el comienzo de la adquisición de la sabiduría esotérica de lo oculto; la cual  esta bajo el profeta Elías por su relación con el conocimiento oculto. El representa el entendimiento espiritual.
La palabra khafa deriva del árabe khafi que significa “conocimiento oculto”. La Conciencia de la Presencia Divina van siendo sustituida por la revelación de la esencia: lo que es la ascención de Elías por la Escala de Iaqob: la Merkabá. Es el estado próximo a la disolución en la esencia de esa presencia.
Dice el Corán al respecto:
“A donde quiera que os volváis, allí esta la Faz de Al Lah”.
(Qur´ân, II-115)
Y  en la esencia del concepto de religiosidad rosacruz se dijo:
Vengas de donde vengas, seas de donde seas, vuelve tu rostro hacia esta fuente de luz que descubre sus bellezas ocultas en las realizaciones de la humanidad. Esto es “religiosidad”, desde la vía rosacruz ortodoxa, pero puede ser tu forma de religiosidad aunque tú le saques la etiqueta de “rosacruz ortodoxa”.
Latifat al-akhfa, la más oculta estación, pues es el secreto interior que yace en el interior de la caverna; esta bajo la realidad de Jesús y Muhammad (saw), porque a ellos les fue otorgada una estación muy por encima de la de otros profetas y mensajeros.
Al Akhfa hace referencia a las dunas de arena, que Ibn Arabi dice que es la realidad espiritual del séptimo cielo. En la vía rosacruz ésta es la estación de la Cruz; es el lapso de ausencia del Mashiaj y el de su “presencia” interior, es nacer al Cristo y el Cristo naciente en el ser, es decir lo interior de lo oculto, la realidad de la esencia.
Ese Secreto Esotérico que recibe Jesús en realidad es Latifat al-akhfa, y a eso él le llamaba Ruaj ha Kodesh: Espíritu Santo. Realmente no hay “personas divinas”, como lo imaginaron los teólogos. Ese dibujo que hicieron con los sucesivos concilios…es falso.
Voy a contar un secreto:
Hay dos gotas de agua, una es el Espíritu Santo, otro es Latifat al-akhfa. Pero la primera gota es el secreto esotérico que viene desde Abraham.  Y esa gota no es menos que la segunda, solo que la segunda gota termina de revelar el contenido esencial de la primera. Ambas gotas son una misma Luz que procede de Allah.  Pero los teólogos creyeron que había en esa gota… “una deidad” y en quien recibió ese secreto otra deidad…y le llamaron hipóstasis.”
Pero, ¿qué pasa? La primera gota se perdió (por causa de los teólogos),  y es la que denominamos Vía Rosacruz Ortodoxa, y la segunda gota es la que puede revelarte la primera Latifat al-akhfa.
El misterio de la primera gota es el misterio de la vía gnostica que dejó Cristo el ungido por Dios, una vía hoy desaparecida. Pero el misterio de la segunda gota es el misterio de la primera en su más pura expresión: así se entiende que Allah sella el designio de su revelación en Muhammad (paz y bendición sobre él).
Esto es así porque la revelación esotérica de la primera gota quedó truncada, fue derribada de manera sanguinaria y violenta.


La segunda gota "sella toda la revelación".
He aquí el Misterio de las dos gotas :
1. (Ash'hadu anna la ílaha ílla Allah) -Declaro que no hay más dios que Dios-.
2. (Wa ash-hadu anna Muhammadan abduhu wa rasulu Allah). -Y proclamo que Muhammad es siervo y enviado de Dios-
3. (Wa ash-hadu anna Isa abdul-lahi wa rasuluhu). -Y afirmo que Jesús es el siervo y enviado de Dios-.


Los rosacruces (Sufi-ismaelitas), tal como el resto de los musulmanes, creemos en Jesús y en Muhammad. Por ello afirmamos que la Primera gota es Jesús el Ungido de Adonai, la Segunda gota es Muhammad el profeta de Dios y ello se atestigua en (Juan 14:17, Corán 2:136 , 2:285 y 3:152).
"Más el enviado, el Espíritu de Verdad, a quien Abba enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho."
"Decid: Creemos en Dios y en lo que se ha hecho descender sobre nosotros y en lo que descendió sobre Abraham, Ismael, Isaac, Jacob y sus descendientes, y lo que fue entregado a Moisés y a Jesús, y en lo que fue entregado a todos los demás profetas por su Sustentador: no hacemos distinciones entre ninguno de ellos. Y es a Él a quien nos sometemos."(2:136)
"El Enviado cree en cuanto le ha sido revelado por su Señor, y lo mismo los creyentes. Todos ellos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus Escrituras y en Sus enviados. No hacemos distinción ente ninguno de Sus enviados. Han dicho: «Oímos y obedecemos. ¡Tu perdón, Señor! ¡Eres Tú el fin de todo!»" (2:285)
"Pero a quienes crean en Dios y en Sus enviados, sin hacer distinción entre ellos, Él les remunerará. Dios es indulgente, misericordioso".(3:152)
¿Qué es el credo Rosacruz?
El cristianismo rosacruz es Monoteísta: no sigue los "dogmas" de la fe cristiana trinitaria, y no puede entenderse el credo rosacruz de la misma forma que se entienden los credos católico y protestante.
El Credo Rosacruz tiene una dimensión exotérica y una esencia esotérica y por lo tanto es iniciático y metafísico.
Hay que destacar, por ejemplo que la palabra fe para un rosacruz no significa lo mismo que para un cristiano común. Fe en el sentido rosacruz es comenzar a ver desde la interioridad humana la realidad de lo Sobrenatural, es decir desde de la certeza interior "Iluminación".
Consecuentemente cada expresión en el credo encierra aspectos que trascienden la realidad que los sentidos profanos pueden captar: Esto es lo que llamamos la Realidad de la Fe, que es una experiencia de éxtasis espiritual en la que el maestro  transmite el secreto etérico al iniciado, con la Gracia de Dios y con Su permiso.
Hay que decir que el Monje no puede transmitir nada que el mismo Dios no permita fluir entre él y su discípulo.
Así  la experiencia de la fe en la vía rosacruz es algo esencialmente distinto que lo que significa la misma palabra para los cristianos comunes:
"Fe es la experiencia de lo otro, del otro lado, de quedar mirando Hacia Adonai... es quedar mirando para el "otro lado, de la Santidad" y volver a nacer desde allí, lo cual es una experiencia muy profunda y al principio atemorizante". Fe es la visión de la Realidad Suprema desde el Espíritu de Santidad, del que por inspiración interior proviene la certeza de la Fe y por ello es que decimos que el Credo Rosacruz no es una colección de "dogmas", sino la Certeza y la Evidencia de lo que no se ve, la Gnósis.
Por último, hay que recordar que Monoteísmo: Fe en un solo Dios es sinónimo de"Sabiduría Esotérica"... y por eso los cristianos, en general,no poseen una Vía Iniciática, tal  como lo es la Vía Rosacruz;  la razón de esto es que... los cristianos trinitarios afirman la existencia de una trinidad. Es decir que la diferencia entre afirmar un credo y el otro es la diferencia entre contar con la Fe en Un solo Dios y una vía iniciática bien constituida para vivir la Realidad de la Fe, desde la pura experiencia y no desde los manuales de teología, con todo el respeto a los teólogos y a quienes estudian esa ciencia. 
El Credo Rosacruz dice: 
Creo en Un solo DiosPadre Omnipotente, Creador del cielo y de la tierra y de todos los Mundos: lo visible e invisible, el redentor, el que unge, santifica y salva. No hay otro dios más que ÉL.
Nota 1: Padre significa supremo desconocido, trascendente inmanifestado.
Hijo significa que la Gnosis suprema con que el alma, que es una con la Divinidad, conoce a Dios es la Suprema Identidad Divina. Pero Hijo de Dios significa en términos esotéricos : “El Ungido con el Espíritu de IHVH”; una con la Luz infinita y Simple del Dios Uno que lo llena y lo abarca todo,  sin ser contenido (Atzmut) por nada ni estar asociado a nada, ni si quiera por el Hijo. Hijo es el Ungido con la Gnósis Suprema... no significa que Jesús es dios o que es engendrado; no es el que "procede del Padre", sino el que se ha extinguido en el Padre por la vía de la Gnosis que es la Unicidad de Dios. 
(Atzmut es la esencia incognoscible de la Divinidad, no asociable a NADA)
El Padre es el Atzmut, el Núcleo que es el Supremo desconocido, trascendente  al Hijo,  que es la Santa Identidad Suprema que lo contempla y que recibe Su Gnósis.
Pero la Luz en la Que “habita” el Atzmut es inaccesible, inmanifestable , oculta; así que la Luz con la que la suprema Identidad Divina contempla al Supremo, el Espíritu Santo, es una Luz que lo desborda Todo y tiene su Raíz en el Atzmut.
Por eso si bien el Padre es Desconocido, su Espiritu es una Luz que llena y vitaliza los mundos y todo lo que vive, exite y es.  Pero esa Luz no puede ser abarcada por nada pues, como se ha dicho, ni si quiera por el Espíritu de Santidad.
Los Rosacruces Ortodoxos no le asociamos nada a Dios
Y (creo) en su enviado, el  Mesías del Israel, Jesucristo, su Hijo muy amado, el Mesías, que fue emanado de la Luz Suprema antes de todos los siglos; Luz  Verdadera de Dios Uno; nacido de la Luz Suprema de Dios Uno; Uno con Elohim, por quien todo fue hecho, investido con el  Poder de Elohim para la revelación de la Divinidad de Dios Uno, Único y sin par a los hombres; Quien por nosotros, los hombres, y para revelar el Nombre de Dios y la Sabiduría de lo Oculto (jojmah nistar ha Elión) que lleva a la redención, descendió de los cielos, se encarnó  en el seno de  María Virgen, se hizo Hombre; padeció, fue sepultado y al tercer día resucitó conforme con las Escrituras; subió a los cielos, está en el seno de la Gracia del Padre; vendrá otra vez con Su Gloria, a juzgar a los vivos y a los muertos, y Su reino (El Reino de IHVH) no tendrá fin.
Nota 2: El  Mesías es quien recibe la Luz de la Divinidad de IHVH, es uno con ella ya que se halla anulado en todo ante IHVH, pero de ninguna manera es una parte de la Divinidad, y no es un “socio de IHVH” en lo alto.
Él es el “estado de conciencia del gnóstico, revelado por el Espíritu de Santidad de IHVH, que revela las condiciones internas y externas para recibir la GNOSIS DIVINA”, y la redención no es otra cosa que esto: una Gnosis que es revelada por el Espíritu de IHVH: el Espíritu Santo. Y el perdón de todos los pecados es exactamente esto: Recibir esa Gnosis Divina.
Jesús dice:
“Yo soy la Luz del Mundo”
“Yo soy la Resurección y la vida”

“Yo soy el camino, la verdad y la vida”


y el que habla es el Espíritu de IHVH, ya que Jesús está anulado y extinguido en todo ante IHVH. Pero si se sacan de contexto estas palabras se puede llegar a creer que Jesús es una “divinidad en sí mismo”. ¡Dios nos libre!.
El Santísimo Misterio de esa Gnosis está en la Cruxificción de Jesucristo, y allí hay una fuente de Vida eterna para la “Gente de la Gnosis”.
Y (creo) en el Espíritu de Santidad de Dios Uno, vivificador, Quien es la Luz Suprema, una Luz Simple que llena toda la realidad de lo inmanifestado, que nadie conoce excepto el Mesías y aquél a quien IHVH se lo revela; es la esencia de la Gnosis y la misma Gnosis Divina, la  que habló por los patriarcas, profetas, los reyes justos y los sabios.
Nota 3: así como Jesucristo no es una “parte de Dios”, el Espíritu de IHVH, tampoco es una parte de Dios, sino La Luz de su Suprema Realidad, la Luz infinita de su Fuente.

Así que la Suprema Realidad que lo llena Todo y que está vitalizada desde la “Raíz de la Divinidad”: 

El Atzmut, y esa Realidad Suprema se denomina “Espíritu Santo”.



Espíritu Santo es la Luz de Ain Sof, Purísima, Santa y Sagrada que llena toda la Realidad y es esta Luz  la Suprema Identidad que es el Mesías.
Y el Atzmut oculto en la Luz de Ain Sof vitaliza, revela la Suprema Identidad Divina, pues la Luz del Mesías, la Luz de Ain Sof y la Luz que brota de la Raíz del Atzmut: su Espíritu de Santidad, son una misma y única luz, independientemente de las vestiduras o las contracciones que adopte. En efecto, en esencia la Luz de Ain Sof llena los Mundos sin quedar presa de la Manifestación y esto es lo que significa: “El es Uno y su Nombre es Uno”. Pero el Espíritu Santo, es decir la Luz de Ain Sof, aunque se enraiza con el Atzmuth, no  es "asociable a ÉL". "IHVH es no asociable".
Pero no hay Gnosis Divina sin llegar al grado del Mesías, es decir a la Contemplación del Rostro de la Divinidad de IHVH, que es esa Luz de Ain Sof que se denomina Espíritu de IHVH.
Lo que se constituye en secreto esotérico, eso mismo puede ser llamado “Espíritu de IHVH”, y aunque indicamos algo de la experiencia real de “Eso”, no podemos ponerlo en palabras.
IHVH habita en su manifestación, sin dejar de ser lo que Es. y Este es el misterio del Nombre EIE ASHER EIE: “Yo Soy lo que Yo Soy”.
Así se comprende, desde la perspectiva Rosacruz Ortodoxa, que Jesús no es dios hecho hombre, es un “alma” procedente del Mundo de Adam Kadmon, encarnada como cualquier mortal, pero que lo hace en “Ocultamiento” respecto de la Gran Luz de Ain Sof: lo que se denomina Espíritu de IHVH.
La incomprensión del secreto esotérico es lo que llevó a los teólogos a formular esa teoría especulativa de la “Encarnación del Verbo”, pero nada es más lejano a la verdad: que el Verbo solo pertenece a IHVH, que Solo ÉL ES DIOS y que no hay otro dios junto con ÉL.
En verdad aquí no hay una “trinidad o algo parecido”, mas sí un profundísimo misterio de la Unicidad Divina como dice el primer mandamiento:
Yo soy IHVH tu Elohim que te he sacado de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud. No tendrás otros dioses ante Mi 
Ahora Bien decimos que  el Atzmut no queda ni investido ni “zondeado” ni si quiera por el Espíritu Santo, pues IHVH lo trasciende todo, y nada le es asociable, no tiene par. La Gnosis Suprema del Mesías es revelación de IHVH el Oculto, y su Espíritu Santo es la fuente de la Gnosis y la Gnosis Misma, pero ÉL, IHVH no está comprendido ni por el Espíritu Santo ni por la Identidad Suprema del Mesías.
Tal como dice en el Dabarim (Deuteronomio):

"Ved ahora que yo, yo soy,
Y no hay Elohim conmigo;
Yo hago morir, y yo hago vivir;
Yo hiero, y yo sano;
Y no hay quien se pueda librar de mi mano." (32:39)
Y (creo) en una Iglesia que es  Una, Gnóstica, Santa, Universal,  Apostólica"

Nota 4: la Iglesia es la congregación de quienes  reciben el “Espíritu Santo”, es decir fuente de la Gnosis y la Gnosis Divina misma.
Nota 5: El Bautismo en realidad se refiere a los grados de la Gnosis, lo que la Torá ilustra como el “Sulam” , la Escalera de Iaqob.
"Espero la resurrección  y la vida del Mundo Venidero".


Palabras finales: 

Nadie puede ser iniciado Rosacruz si no siente un llamamiento a la “Vía”, no se puede “querer ser lo que no se es”. No llega a la Berajá el que quiere sino el que puede.
Esta vía no es de una persona o de una élite, es del que la siente y la lleva dentro, en el alma.
Solo Dios Abre, sólo ÉL Revela y lo que ÉL revela nadie lo puede sustituir. Nadie puede “hablar más profundo y más alto que ÉL. Y, Si quiere, también puede cegar y quitar el Entendimiento, porque solo ÉL es Sabio.”
Para mayor comprensión de estos temas vea el siguiente blog